LIDERAZGOS RECICLADOS DEL SIGLO XXI

La falta de liderazgo a nivel nacional es tal que ahora los políticos se quieren reenganchar en el cargo antes desempañado, los ciudadanos están demandando nuevas caras en los puestos claves de la política nacional y para ello están demandando y apelando a los encargados y regentes de las leyes para impedir que estos hombres y mujeres participen en estos amaños políticos; el liderazgo no tiene nada que ver con la popularidad, liderazgo es la capacidad de guiar a uno o a múltiples personas hacia otra etapa en la vida, ya sea buena o mala.

El problema radica en no tener claro lo que significa ser popular y lo que significa ser líder, prueba de ello es que personas poco preparadas llegan a cargos claves y cuando están allí cometen grandes errores que nos salen costando caro a la población en general, el despilfarro, el abuso de poder, el nepotismo y la sinvergüenzada son solo la punta del iceberg, pero lo que no vemos es la factura a largo plazo que todos pagaremos por no saber distinguir entre liderazgo y popularidad; nuestro actual presidente es muestra de ello, fue elegido por mayoría popular pero sus electores no calcularon que su afinidad con el  partido que lo llevó como candidato no correría con la surte y fidelidad que de él esperaban, esto es una muestra más que ser líder no necesariamente significó ser popular, y que ser popular no necesariamente significa ser líder .

La pregunta que hoy debemos hacernos para las próximas elecciones es la siguiente ¿Necesitamos un presidente popular o  un verdadero líder como presidente?  No cometamos el mismo error repetidas veces, elijamos a un hombre o mujer capaz de guiar a El Salvador hacia un futuro brillante y no solamente popular, la popularidad es buena para ciertas cosas pero no es básica para saber gobernar a un pueblo cansado de tanto abuso y lleno de resentimiento y divisionismo político partidista; cambiemos la historia de nuestro país, pidamos sabiduría para elegir a un presidente o presidenta capaz, que tenga valores claros y determinación de servir al pueblo y no de servirse del pueblo, alguien que entienda que el puesto de Presidente es para dar vida al pueblo y no para vivir del pueblo.

El verdadero líder su vida da por sus seguidores, y por ello les invito a seguir el liderazgo de Jesús en todas sus áreas de vida; de tal manera nos amó que se entregó por nosotros para que todo aquel que en Él cree no se pierda mas tenga vida eterna.

3 respuesta a “LIDERAZGOS RECICLADOS DEL SIGLO XXI”

  1. Excelente mensaje, definitivamen un lider no es debil o aguado, es verdaderamente una persona responsable q hace lo q dice, q participa, enseña, instrulle y guia a grupo de personas en una direccion a un bien comun q beneficiara a todos.
    Los lideres se caracterizan por ser firmes en sus decisiones sin llegar a tener un nivel de variaciones q afecten y confundan a otros, son negociadores, equibrados, con principios q creen y practican.

  2. Buen dia Pastor.

    Me parece lo que usted publica, el inconveniente pastor que no tenemos a quien escoger, si es asi como usted dice son las mismas personas de siempre. Los 3 candidatos aparentemente mas fuertes o como usted dice populares, parece como que estuvieran jugando con la inteligencia de la poblacion con sus propuestas y los otros dos pareciera que hacen tiros al aire…..

  3. Sin lugar a dudas en nuestro país no hay “lideres” que esten dispuestos a sacrificar su zona de comodidad por otros como dice John C. Maxwell “Todo se cae o se levanta por el liderazgo” y creo que nuestros “lideres” seculares necesitan ser capacitados en los 5 Niveles de Liderazgo.

    Ademas cada nación tiene los lideres que necesitan, y por nuestra falta de protagonismo los lideres que tenemos son los que tenemos donde no vemos que propongan soluciones tangibles para la poblacion sino se enfrascan en discusiones esteriles y que parecen telenovelas llenas de chambres y acusaciiones unos a otros.

    Dios le bendiga Pastor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *