PANDILLAS POLÍTICAS DE EL SALVADOR

Basta con ver los comerciales y spots de radio y televisión para entender que estamos en una lucha sin cuartel entre partidos políticos,  las ofertas que escuchamos en la publicidad son casi una fantasía, afirmar que pueden  cumplir con tanta promesa que ellos nos  están dando a conocer.

Unos prometen revivir el Edén, otros prometen todo gratuito, pero para nosotros los viejos nos es difícil poder afirmar que esto será posible, no por la poca capacidad de los candidatos sino por la falta de voluntad de los demás partidos para que estos proyectos caminen a la velocidad con que se necesita.

Es tiempo que entendamos que nuestros enemigos son los problemas y no los colores partidistas, es tiempo que cada uno haga la parte que le corresponde ya que tarde o temprano todos también llegarán a la silla, y será ahí donde se cumpla el viejo adagio: “Todo lo que siembres cosechas”. Entonces iniciemos hoy una nueva etapa en El Salvador, ayudémonos los unos a los otros empujando cada proyecto que beneficie a la comunidad, no entorpezcamos ningún proceso en el que el pueblo salga perjudicado.

Las pandillas políticas se cobran renta o extorsión  entre ellas, si consiguen los votos para pasar alguna ley se premian con nombramientos secundarios dentro del lugar donde ejercen poder, colocan a sus amigos o familiares a su antojo no importando su preparación o disposición para ejecutar dicho cargo, amenazan a todo aquel que se atreva a cuestionar su ejecución o calidad de trabajo, despiden injustificadamente a todo personal que comente, ventile o critique su accionar político.

Los pandilleros se reúnen en grupos determinados por zonas determinadas, tienen el territorio bien trabajado y nadie puede levantar cabeza sin previa autorización de su partido o pandilla, sus nuevos miembros pagan el derecho de piso no con la tradicional golpiza sino con buenos aportes para la campaña que su nuevo partido está empujando.- Es curioso pero la conducta de los Pandilleros y los Políticos de hoy son muy parecidos, y es eso lo que genera tanta inestabilidad e inconformidad en muchos sectores de la sociedad.

Renunciemos a las Pandillas políticas de El Salvador, busquemos una nueva  alternativa, no sólo en la itineraria sino también buscado un nuevo entendimiento entre toda la clase política y la sociedad en general, no sucumbamos ante la tentación de declarar esto como una utopía, ya que si nos coordinamos y trabajamos juntos lograremos erradicar el sentimiento Pandilleril que tenemos hoy por hoy en El Salvador.

4 respuesta a “PANDILLAS POLÍTICAS DE EL SALVADOR”

  1. Mi estimado y respetado Pastor. Jr.
    Mis respetos hacia usted, estoy casi totalmente de acuerdo con su declaratoria,lo que no le logro captar es su párrafo final que dice:NO SUCUMBAMOS ANTE LA TENTACIÓN DE DECLARAR ESTO COMO UNA UTOPÍA ,UNÁMONOS Y JUNTOS LOGRAREMOS ERRADICAR ESE SENTIMIENTO PANDILLERIL. La pregunta del millón es como nos vamos a unir??votando por los opositores para lograr sacar a la izquierda del poder. Porque si esto es así yo estoy totalmente de acuerdo.
    su amigo
    Ernesto Valencia
    Departamento de comunicaciones
    Cámara de comercio e industria

  2. Está bien el análisis, pero para venir de un líder evángelico y no mencionar a Dios en ninguna parte de su escrito, es cosa mundana me parece…

  3. Yo la verdad estoy de acuerdo pero me temo que este mensaje muy positivo levanten agravios contra el que lo publica hasta a eso me da temor por que de donde yo vengo que es ilopango esta lleno de cáncer De jóvenes que no quieren ganarse la vida hir rasamente y solo piensan hacer el mal y si ay personas que les apollan se vuelven mas grande y los que no les apollan se vuelven un estorbo Dios nos guarde de tales cosas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *