EL MURO DE LOS LAMENTOS

Estoy escribiendo frente al Muro de los Lamentos, lugar sagrado para los Judíos hasta hoy; ellos lamentan el hecho de no tener un templo a donde adorar la presencia de Dios en la Capital del Mundo Jerusalén, sin embargo no todos lamentan el no adorar a Dios como su creador y Dios; muchos de ellos van por la vida siendo indiferentes al llamado de reconocer como lo dice la Palabra la Biblia "Oye Israel Jehová Dios uno es, Jehová Dios Santo es".

Es por ello que pagan el precio más alto, el de vivir separados de Dios que en mi opinión es el tiempo más caro para la vida del hombre, analiza qué cosas suceden cuando caminas lejos del Señor, las peores decisiones, los peores negocios, las peores compras, y muchas cosas más son las que suceden cuando nos alejamos de su perfecta voluntad; y por ello pagamos el precio más alto, tan alto que muchos pagan con su propia vida sus errores ignorando que Jesús pagó por ellos en la Cruz del Calvario.

Vivir lamentando es vivir añorando algo que no tengo pero necesito, este estilo de vida se ha convertido en un negocio para muchos que se venden como si Dios se olvidó de ellos, otros lo toman como una fiesta de conmiseración para tener la atención de todos; no lamentes lo que estás ignorando, existe el amor de Dios que todo lo puede para ayudarte en todo lo que necesitas en tu vida; Él lo ha demostrado dejando su trono de Gloria para compartir con los mortales enseñanzas tales que hasta hoy nos cambian la vida. Cada una de ellas es prácticamente una salida.

Reconocer es volver a nacer, no puedes seguir en la senda de la vida comportándote como si todo lo que sucede te causa una herida, analiza y agiliza en ti un deseo de cambio; comienza a establecer nuevas prioridades y alternativas para alcanzar una vida mayormente positiva, no dudes que de Dios tienes su Respaldo y si existe algo en que Dios  pueda ayudar cree me que no lo va a pensar para hacer el milagro en cualquier lugar, La Biblia nos dice que sin confianza es imposible agradar a Dios, vamos ten confianza e invoca que Dios jamás se equivoca.

Los lamentos son el fruto de hombres lentos, y no de Dios quien siempre ha estado con nosotros su pueblo aunque nosotros vivamos en total desacuerdo, vive una vida iluminada   refresca tu mente como cuando tomas una buena limonada; abre tu corazón a su perdón, para no caer en eterna condenación, cuando pases los días malos verás que todo tenía un propósito y era que conocieras a quien hace las cosas verdaderas. Invoca hoy su nombre y reconoce como todo hombre que los lamentos son de aquellos que decidieron sacar a Dios de sus vidas creyendo encontrar ellos la salida.

8 respuesta a “EL MURO DE LOS LAMENTOS”

  1. Que razón tiene pastor,esta vida es vacía sin Dios, estar lejos de su presencia es lo peor que le puede pasar al ser humano, se lo digo por experiencia, me gustan su forma de predicar y de hablar de muchos temas que nos permite ver que Dios y la Biblia no quedaron en el pasado sino que hasta el día de hoy nos sigue dando grandes lecciones de vida.

  2. Dando gracias a Dios por la oportunidad de estar vivo en este dia y los anteriores! analizando todo me doy cuenta que;necesitamos dejar de lamentarnos y poner en plactica todos los conocimientos que hemos adquirido a traves de la palabra de DIOS y de nuestros pastores! Bendiciones queridos pastores. y no esta de mas mensionar que siempre los sintoniso desde los estados unidos. y siempre les deseo que Dios les de siempre paz y tranquilidad. QUE DIOS LES BENDIGA!!!!

  3. Pastor, quisiera nos aclarase la postura que ud tiene , referente also ultimos acontecimientos acaecidos en el pais, sobre la supuesa negociacion que un periodico digital saca a la luz entre gob y maras. Me extraña como es que los ministerios del Taber que mantienen comunicacion perenne dentro de los centro penales , no fueron los elegidos por las maras para hacerlos voceros, y si el Padre Colindres quien visita las carceles uan vez cada año. Podria aclarme, hay algo que no cuaja en la historia que prensenta el gob y otra que presenta el periodico digital. Gracias por su respuesta quiza , otro dia en el mismo blog, en una entrada.

  4. quisiera agregar un versículo donde lamentaciones 3:37: ¿Quién será aquel que diga que sucedió algo que el señor no mandó? ¿ De la boca del altísimo no sale lo malo y lo bueno? ¿por que se lamenta el hombre viviente? LAMÉNTESE el hombre en su pecado._: A Job le toco vivr una experiencia que Dios permitió y job no se lamenta de lo sucedido si no que alaba a Dios, sabiendo que de Dios también salen las prebas pero job no se lamenta al principio de su pecado sino hasta en el versículo42:6 “…Me arrepiento en polvo y ceniza.” debemos aprender a lamentarnos de nuestros pecados ante Dios y humillarnos.

  5. Reina-Valera 1960 (RVR1960)

    20 He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo.

    La Biblia de las Américas (© 1997 Lockman)
    enseñándoles a guardar todo lo que os he mandado; y he aquí, yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *