GNR (Genética, Nanotecnología y Robótica): Las disciplinas que están cambiando al mundo

Una pregunta usual que los jóvenes que están por concluir su educación secundaria tienen en su mente es qué pueden estudiar en la universidad o en los institutos de educación superior. La consulta se la hacen entre ellos, con sus amigos, familiares, padres, profesores y otras personas que estén a su alcance y confianza.

La orientación profesional ofrece alguna información sobre las carreras actuales disponibles en los centros de estudio en el país o fuera de él, de acuerdo a las posibilidades de cada uno. Algunas de las recomendaciones son descubrir y seguir su vocación, hacer lo que realmente les guste y les provoque, además de encontrar cuáles son las fortalezas naturales o que pueden ser desarrolladas.

Otro de los elementos que vienen a consideración es la parte económica: cuánto puede ganar en una profesión; qué tantos empleos habrán en esa carrera y si la demanda de esas calificaciones va en aumento o se reduce cada vez; cuántos profesionales están en ejercicio y cuántos más puede absorber el mercado; dónde se puede trabajar, y si se puede hacer la labor a distancia; y muchas otras consideraciones.

El consejo paternal suele ser algo en las líneas de “estudia lo que consideres adecuado a tu vocación y habilidades, que te permita vivir dignamente a ti y a tu familia; ejercita siempre una conducta ética y, sobre todo, sé el mejor en lo que escojas”. El estudio de las tendencias y avances contemporáneos nos puede ofrecer buenos indicadores para responder esta duda de los jóvenes bachilleres.

Tres disciplinas que lideran la ciencia

Si las condiciones se prestaran, los padres y/o docentes que quisieran aconsejar a jóvenes buscando qué estudiar para destacarse y tener un futuro promisorio en todos los sentidos, harían bien en recomendarles que estudiaran carreras profesionales que tengan que ver con GNR, Genética, Nanotecnología o Robótica.

Genética

La Genética puede considerarse la intersección entre Información y Biología, y abarca el creciente conocimiento del origen e influencia que el código encontrado en el genoma humano, y de todas las especies vivas en el planeta, tienen sobre el desarrollo, salud, envejecimiento y eventual muerte de todos los seres vivos con los que compartimos el espacio terrenal.

Es una ciencia que desde hace años está experimentando una velocidad de cambio en varias de sus líneas de trabajo, por medio de proyectos y trabajos de investigación alrededor del mundo que continuamente descifran más de los misterios y claves con las que trabaja las partículas, genes, proteínas, ADN, ARN y demás componentes de nuestro ser biológico y fisiológico, a nivel nuclear.

La capacidad de revertir los efectos de las enfermedades, como cáncer y diabetes, o alterar la predisposición genética a dolencias del corazón o la obesidad, o detener y posiblemente invertir el proceso de envejecimiento de nuestras células, y por tanto, prolongar aun más la esperanza de vida, son algunos de los temas que se investigan intensamente en muchos laboratorios y por muchos científicos.

Nanotecnología

Caracterizada como la intersección entre Información y el Mundo Físico, la Nanotecnología es el trabajo, diseño y producción de elementos de tamaños extremadamente pequeños, invisibles al ojo humano a simple vista, pero que tiene el alto potencial de modificar a ese tamaño las moléculas, y afectar prácticamente todo lo que nos rodea y constituye, desde los materiales, los alimentos, energía, y la investigación misma, entre otros aspectos.

Cada vez hay más herramientas, procesos, sistemas, científicos, proyectos de investigación, centros de desarrollo y productos reales y concretos que se basan en la nanotecnología, en el poder de alterar o crear nuevos dispositivos, o incluso elementos cotidianos, como telas, accesorios y “wearables”, para que contengan sensores, actuadores y dispositivos de comunicación de tamaños extremadamente pequeños.

La biología y fisiología humana también están incluidas dentro de los campos de estudio y efecto de la nanotecnología, con los llamados nanobots, o robots microscópicos que pueden ser introducidos en los cuerpos humanos para realizar funciones y acciones bajo comando de sus controladores, como por ejemplo reconocer y documentar el funcionamiento del cerebro humano desde dentro.

Robótica o Inteligencia Artificial

La Robótica, asociada de inmediato con la Inteligencia Artificial, siendo una ciencia con varios años de avances, a veces se le piensa como una disciplina difícil, que ya llegó a su máxima expresión con algunos de los ejemplos que continuamente se comercializan, tales como los asistentes digitales, los carros sin conductor, los pilotos aéreos automáticos, y una gran cantidad de aplicaciones que resultan ya convencionales, como la inteligencia en los motores de todos los vehículos y plantas industriales, los robots que fabrican distintos bienes, etc.

El afán de replicar el comportamiento y forma de razonar, aprender y analizar que el cerebro humano lleva a cabo está cada vez más cerca, tanto por los descubrimientos y avances realizados por la neurología cerebral, como por el poder computacional que la miniaturización, los nuevo materiales y los procesos cada vez más precisos y sofisticados de fabricación hacen posible.

Áreas de la IA, como el reconocimiento de patrones, la minería de datos, la identificación y reproducción del habla, el reconocimiento facial, la ejecución de árboles de decisión y otros efectos, a velocidades cada vez mayores por equipos cada vez más pequeños son notables pasos en el camino a la conquista de una Inteligencia Artificial más completa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *