28 de enero: Día de la privacidad de datos

Desde que la información, sobre todo personal y privada, tanto de personas, empresas, gobiernos y organizaciones comenzó a circular y ser almacenada en alguno de los miles de servidores que constituyen lo que recientemente hemos dado por conocer como la nube, también dieron inicio los ataques, robos, alteraciones y eliminaciones de esa misma información.

Esta práctica, considerada nociva e ilegítima, ha sido objeto de debate, legislación, batallas en varios ámbitos, desarrollo de profesiones, tecnologías, reglamentos y políticas, con el fin de proteger los datos y mantener la red segura y como un lugar donde se pueda trabajar y convivir para poder sacar el provecho de sus ventajas, reduciendo el riesgo.

El 28 de enero de cada año es la fecha dedicada a la privacidad y, por extensión, a la protección de datos, sobre todo entendidos como los que se depositan y guardan en algún lugar de la red. Se aprovecha estas efemérides para reflexionar y hacer conciencia en las personas, sobre todo a los más jóvenes, sobre las medidas a tomar para reducir las afrentas contra la privacidad.

Paradójica, o quizá deliberadamente, apenas 3 días antes de esta fecha, el nuevo presidente de los Estados Unidos firmó un decreto para eliminar las protecciones contempladas en la Ley de Privacidad de los EE.UU para cualquier persona que no sea ciudadana de este país.

De acuerdo a un despacho de R3D: Red en Defensa de los Derechos Digitales, la orden ejecutiva “Incrementando la Seguridad Pública al Interior de los Estados Unidos” borra de golpe las protecciones a los datos de millones de ciudadanos extranjeros que circulan diariamente por redes y servidores estadounidenses, además de aquellos que viven en el país norteamericano, pero no que no tienen ese estatus.

“Las agencias deben, hasta una extensión consistente con la ley aplicable, asegurar que sus políticas de privacidad excluyan a personas que no son ciudadanos estadounidenses o residentes permanentes legales de las protecciones de la Ley de Privacidad respecto a la información personal identificable”, se puede leer en la Sección 14 de la orden.

Debido a que cerca del 70 por ciento del tráfico mundial de Internet pasa por los EEUU, la orden de Trump significa la violación del derecho a la privacidad de miles de millones de personas. Esto también implica una problemática acerca de los datos compartidos por los gobiernos de otras naciones con las agencias estadounidenses, o aquellos que son recolectados por las autoridades de dicho país.

Recomendaciones de Internet Society

En el lado positivo, hay muchas organizaciones y naciones en el mundo preocupadas por el tema, y contribuyen de distintas formas para hacer avanzar la conciencia y las medidas, tanto a nivel personal, como técnico, legal, político y diplomático, para mejorar la protección de datos y el derecho a la privacidad.

La Internet Society (ISOC) ha publicado una lista de 10 consejos para contribuir a la protección de los datos de cada uno de nosotros que se hallan en la red:

  1. Conozca el terreno. Internet es una poderosa herramienta de comunicación. Aprenda a usar Internet, mantenga los ojos abiertos para los actores buenos y malos, y aproveche al máximo lo que ofrece Internet.
  2. Mantenga su vida privada privada (valga la redundancia). Mantenga su información personal separada de su rol profesional. Utilice diferentes personas para diferentes funciones.

  1. Proteja las comunicaciones. Utilice cifrado de extremo a extremo y autenticación de dos factores para las comunicaciones confidenciales.
  2. Oculte su ubicación. Elimine los datos de ubicación de las imágenes y videos antes de publicarlos. Desactive el acceso de la aplicación a la ubicación. No revele su ubicación en comunicaciones públicas.
  3. Guarde sus dispositivos. Son más preciosas que cualquier joya. Protéjalos de la manipulación física y digital. Utilice cifrado y credenciales de acceso fuerte.
  4. Prepárese para un ataque. Encuentre aliados y prepare un plan para lidiar con el acoso en línea, “doxing” (búsqueda y publicación de información de alguna persona) y otras formas de abuso. ¡No alimente a los trolls! No merecen su atención.

  1. Manténgase firme. No deje que los agresores cibernéticos socaven lo que está haciendo. Muéstreles que no tiene miedo. Otros estarán con usted. Esté dispuesto a pedir ayuda.
  2. Cuidado con los caballos de Troya. Cuidado con los lanzadores de anzuelos. Compruebe antes de conectar con alguien nuevo. Si algo parece demasiado bueno para ser verdad, probablemente no lo es!
  3. Sea un líder. Comparta su experiencia con otros. Deje a la gente saber que usted está allí para ayudar.
  4. Proteja a los demás. Si aloja contenido generado por el usuario, evite que los usuarios publiquen mensajes despectivos u otros mensajes abusivos. Ayude a eliminar la información personal que se ha expuesto para lastimar a alguien. Denuncie a los infractores.

Gracias por los consejos, Internet Society.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *